Go to Top

Revisión, corrección de pruebas y de estilo, reescritura, maquetación


Publique textos irreprochables en el fondo y en la forma


Atlantrad

¿No está seguro de la calidad de un documento antes de su publicación?

Mándeme sus textos o sus pruebas de edición. Detectaré cualquier falta ortográfica, gramatical, errores de estilo, errores tipográficos y otras erratas.

  • Podrá publicar o difundir sus textos sin ningún tipo de riesgo
  • Podrá publicar documentos de calidad que reflejen la excelencia de su trabajo

 

¿Ha pedido una traducción pero tiene serias dudas acerca del resultado final?

Recurra a un revisor experimentado para garantizar la calidad lingüística y la precisión técnica de sus documentos.

Muchos clientes han elegido ATLAN’TRAD tras una mala experiencia.


Los siguientes consejos le evitarán tener que corregir sus textos a posteriori
para traducciones más rápidas, eficaces y seguras:


No acuda al primer profesional que encuentre

No todas la personas «bilingües» son capaces de traducir. Tampoco todos los traductores son capaces de traducir un texto técnico de dificultad elevada.
¿El traductor que ha contratado tiene las competencias y la experiencia necesarias para responder a sus necesidades? ¿Es un traductor especializado en su campo de actividad? ¿Es capaz de comprender la importancia clave y/o estratégica de sus documentos?
No pierda el tiempo con un traductor ajeno a su profesión. Podría lamentarlo profundamente: pérdida de tiempo y dinero, pérdida de un cliente o mercado, o incluso llegar a poner en riesgo la vida otra persona.

Finalice su documento antes de enviarlo a su traductor

Aunque es posible modificar el texto en cualquier momento del proceso, esto podría aumentar el riesgo de errores, retrasar las fechas de entrega y acarrear costes suplementarios.

Facilite al traductor toda la documentación de referencia posible

No dude en proporcionar documentos de referencia a su traductor (documentación existente, páginas web, glosarios, etc). Ello le permitirá: adaptarse a las particularidades de su campo de actividad, impregnarse de su discurso o asimilar su jerga.

En la medida de lo posible, prevea tiempo suficiente

Poder trabajar con serenidad es fundamental para ofrecer un servicio óptimo. Tenga en cuenta que el tiempo necesario para traducir un documento suele ser el equivalente al tiempo dedicado para redactarlo. Es por ello que se pueden necesitar varias semanas para traducir un proyecto de envergadura.

Facilite al traductor los archivos editables originales

En la medida de lo posible mande los archivos originales en un formato editable (Word, Excel, Powerpoint, HTML, XML, etc). Evite los archivos en PDF y los documentos escaneados. Además de complicar el trabajo del traductor, esto aumenta el riego de error y el coste final del servicio.

Procure guardar el espacio necesario cuando cree sus documentos

Si utiliza un programa de CAD, tenga en cuenta que en otros idiomas el texto puede ocupar más espacio o menos. Por ejemplo, un texto en español suele ocupar un 20% más que un texto en inglés.

Escuche y comunique con su traductor

Para lograr una traducción fiable, es imprescindible comprender totalmente el texto original. Entonces, es normal que su traductor le haga preguntas (¡es menos normal que no le pregunte nada!). Tómese el tiempo necesario para hablar con su traductor y aclarar cualquier duda o ambigüedad. Esto mejorará la calidad y la fiabilidad de las traducciones.
Asimismo, no dude en dar su opinión acerca del trabajo de su traductor. Ello le permitirá asimilar sus exigencias y ofrecerle un servicio a medida.
Para más consejos, puede consultar esta breve guía: Todo lo que siempre quiso saber sobre la traducción